Entradas

Els malsons, per a nenes i nens

/
Aquí teniu un article publicat en el diari Ara, per al qual col·laborem. Es tracta d'una informació relativa als malsons i dirigida a les criatures.

El poder terapéutico de los sueños

/
Aquí tienes el power point de la charla del pasado día 15/11.

quins somnis està portant el coronavirus

/
Les conseqüències emocionals de la pandèmia i el confinament poden anar sortint a poc a poc i es poden manifestar de forma inconscient, per exemple, a través dels somnis.

Ese sueño de la mariposa

/
En este artículo, Bernard Welt, reflexiona sobre una famosa parábola que seguramente ya conoces: aquella en que Chuang Tsé despierta de un sueño en que era una mariposa ... ¿o es la mariposa que está soñando ahora que es Chuang Tsé?

Dreams for a collective crisis

/
Un artículo sobre los sueños relacionados con la crisis entre Cataluña y España, publicado en "Dreamtime", una revista que la International Association for the Study of Dreams reparte a todos sus miembros, unos 700, repartidos por todo el mundo.

Soñar para crecer

/
Es importante recordar que, a diferencia de lo que solemos hacer con los adultos, no conviene interpretar los sueños con los niños. Si lo intentamos, lo más probable es que dejen de compartirlos poco tiempo después y se protejan así de lo que sentirían como una intromisión o un juicio.

Dreaming to grow

/
It’s important to remember that, unlike with adults, interpreting kids’ dreams doesn’t do much good. If we try, they usually close off shortly thereafter to protect themselves from what they perceive as meddling or judgement.

Somnis i emocions a la infància

/
El malson t'entrena, és com una vacuna, un assaig del joc o una resposta per a una situació determinada que sovint et fa por. El somiar i el jugar tenen molta connexió ja que no tenen un propòsit però ens entrenen per a les relacions socials, per a la vida...

The value of sharing your dreams

/
Despite the best efforts of Freud and other such introspective party poopers, the relevance of our dreams borders on the mystical. After all, we can’t control them or really pin them down.